Rubor

paleyComenzaron a subírsele los colores, lo que resultaba muy grato de ver en el rostro de un hombre. A eso no se le llama rubor. El rubor es a un tiempo expresión de timidez y de excitación femenina. En los hombres se contempla como un acto enérgico que realiza la sangre por determinación propia.

Paley, Grace. Más tarde, el mismo día. Anagrama, 1989 (pàg. 150). Traducció de César Palma.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: