Barcelona, però no gaire

Ralph y yo estábamos por entonces más o menos domiciliados en Barcelona, en un piso amplio, no muy lejos del Barrio Gótico. ¿Por qué España, o más bien Cataluña, que no es del todo España? Porque, por entonces, a mí me parecía mejor el fascismo suave que el socialismo confiscatorio. Por la arquitectura de Gaudí y la cocina de Los Caracoles. Ralph, que al principio mascullaba e incluso discutía porque le tomaban por moro, se enorgullecía cuando le identificaban como primariamente norteamericano. Aprendió catalán con la fruición con que posteriormente aprendería el dialecto oma, del África Oriental. Pero la verdad es que estábamos más tiempo fuera de Cataluña que en ella. Me llamaban de ciudades como Helsinki y Estocolomo y Río de Janeiro para conferencias literarias en las que había más política que literatura.

Burgess, Anthony. Poderes terrenales. El Aleph Editores, 2008 (pàgs. 749 i 750). Traducció de José Manuel Álvarez Flórez.

 

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: